... ...
Inicio / Recetas / Manos Arrugadas: 3 Formas De Cambiarlo

Manos Arrugadas: 3 Formas De Cambiarlo

Las manos arrugadas no son precisamente un problema inmenso. Existen tantas razones por las que nuestras manos se verían arrugadas que las soluciones también abundan, pero en ocasiones es simplemente las primeras muestras del avance del tiempo, porque esto se extiende no solo allí, sino a las esquinas de los ojos y el cuello: estos son los primeros sitios donde la adultez-vejez comienza a protestar.

La piel de las manos es fina, delicada, fácil de lastimar, además, son quienes más se someten a cualquier tipo de daño, entonces uniendo este hecho a la vejez, podemos afirmar que años y años de lavar con jabones que no favorecen en nada la salud de nuestras manos, no es más que natural que terminen con corrugaciones.

Sobre todo, sucede por falta de hidratación. Las manos necesitan que como mínimo cuatro veces a la semana nos apliquemos alguna crema hidratante. No es necesario exagerar con mascarillas para manos arrugadas y secas, esto ya es para tratarlas cuando no hay vuelta atrás. Prevenir es la mejor opción (si eso es lo que deseas, puedes saltarte al punto número dos y seguir esas fáciles recomendaciones que serán más que eficientes) y las fórmulas abundan.

3 recetas para desaparecer esas manos arrugadas

  1. Miel y azúcar

mascarillas para manos arrugadas y secas

Algunas veces las arrugas incluyen pequeñas manchas, así que por eso nuestra primera opción será combinar la potente capacidad del limón para quitar las manchas en las manos y el azúcar para exfoliar cualquier impureza o célula muerta que no esté permitiendo que tu piel se renueve por sí sola.

Pasos:

  • Agrega  en un recipiente más o menos ½ de jugo de limón y dos cucharadas de azúcar (sea blanca o morena, como gustes), para luego finalizar la combinación con la misma cantidad antes mencionada de aceite de oliva.
  • Si prefieres algún otro homólogo que funcione, estará perfecto, lo importante es que sea un aceite y que además hidrate la piel, así si tus manos están mostrándose en tal estado por resequedad, podrás tenerlas suaves y libres de corrugaciones.
  • Luego de reunir y mezclar los componentes, tómalo con las manos y comienza a masajear suavemente, creando círculos y movimientos que vayan de arriba hacia abajo.
  • Permite que reposen así de diez a quince minutos y luego límpiate con agua tibia.

 

  1. Rosa mosqueta

extremidades arrugadas y secas

Entre los tratamientos para palmas corrugadas se incluyen muchísimo los aceites naturales. Si ya eres adepta a las mascarillas faciales, entonces sabrás la razón: son excelentes hidratantes, además de nutrir y compensar cualquier falla de compuestos que esté causando un envejecimiento prematuro.

  • Tan solo adquiriendo el aceite de rosa de mosqueta para frotarlo por todas las manos (unas gotas bastarán) cada día, comenzarán a notarse cambios drásticos en la dermis. De igual manera, es recomendable disminuir las razones por las que se está produciendo el cambio, por ejemplo: si es a causa del frío, aplique el tratamiento antes de usar guantes y no salga sin ellos.
  • También puede ser aplicar vaselina como una crema y por la noche recubrir las manos con un par de medias limpias. El efecto hidratante y del calor, harán que despiertes con manos suaves y brillantes.
  • Manteca de cacao, es excelente para las extremidades arrugadas y secas. Bastará con que tomes un trozo del mismo y lo frotes insistentemente entre tus manos a medida que lo esparces: se dará el mismo efecto del calor que hemos estado mencionando.
  • Aloe vera. Regularmente este remedio lo puedes encontrar en cremas comerciales, sin embargo, si deseas una opción más directa y efectiva puedes preparar la siguiente mascarilla para las manos y servirte de los beneficios que trae, y es que la sábila no solo ayudará con la hidratación, sino que además servirá para evitar y/o eliminar cualquier clase de corrugación.
  1. Papas

tratamientos para palmas corrugadas

Las papas contienen antioxidantes, específicamente vitaminas B6 y potasio, dos compuestos que sirven contra los oxidantes. Prepararlas como una crema para las manos servirá muchísimo. Solo necesitas reunir dos cucharadas de miel, aceite de oliva, leche en polvo y una papa. Luego de hervir esta última aplástala como si hicieras una especie de puré y finalmente agrega los ingredientes.

  • Puedes aumentar la cantidad e ir aplicando unas 3 veces a la semana. Déjalo en tus manos hasta que sea cómodo y listo.

Las manos son una parte importante de nuestro cuerpo, tener manos arrugadas no afectará a nadie más que a ti misma, así que intenta cuidarlas, no dejes que lleguen a un estado del que después puedas arrepentirte y sigue nuestro consejo: aplicar cremas hidratantes bastará para que mantengan cierta salud, protégelas del frío y de vez en cuando dales un cariño especial.