... ...
Inicio / Cremas / Las Mejores Cremas Para La Cara: 3 Secretos

Las Mejores Cremas Para La Cara: 3 Secretos

Las mejores cremas para la cara son siempre aquellas que te hagan sentir satisfecha. Si compras una crema para desmanchar y no desaparece esos parches de tu rostro o cuerpo, entonces definitivamente tenemos un problema.

Muchas veces depositamos nuestra confianza completamente en la promoción de una crema, no prestamos atención alguna a la marca, los componentes químicos y menos aún a los efectos secundarios que puedan traerte. Siguiendo con el ejemplo anterior: existen tratamientos para desmanchar, cremas despigmentantes, cuyo efecto es muy fuerte para la piel y se recomienda una aplicación con largos intervalos de tiempo entre cada una, sin embargo, no prestamos atención a estos detalles y no son pocas las veces en las que terminamos sensibilizando nuestra piel más de lo que deberíamos.

Si bien es malo carecer de cuidados, también lo es excedernos, porque entonces entre tantos productos no dejamos que nuestra piel respire naturalmente y se vuelva débil y enfermiza. Algo así como que pasamos toda la mañana ahogándola con maquillaje, para llegar en la noche a ahogarla con tratamientos que por desesperación a que actúen rápido, dejamos largas horas.

Si realmente esperas resultados positivos, tienes que tener en cuenta muchos aspectos antes de adquirir y utilizar cualquier producto que puedas llamar «cremas buenas para el rostro». Esto también podría ayudarte al momento en el que estés en el supermercado, frente a toda una cantidad de cremas que desconoces y sin saber qué hacer.

3 Pasos para adquirir las mejores cremas para la cara

  1. Conoce tu piel

la mejor crema hidratante

¡Primer ultimátum! Debes conocer tu piel. Si necesitas un tratamiento específico para el cuidado de tu cara, entonces seguramente es porque algo en tu rostro te ha llamado la atención y esto puede ser que la ves muy grasosa; demasiado seca; en ocasiones es mixta; está sensible; tienes acné.

Cada producto especifica para qué está hecho, las mejores cremas para la cara a los 30 no tienen los mismos componentes que las que están hechas para mujeres que ya hayan pasado por esa edad.

Tener en cuenta este tipo de detalles nunca está demás: la edad y el problema que deseas atacar es lo que va a, muchas veces, definir el tipo de crema que necesitas. Si tu piel es grasa y compras la mejor crema hidratante, puedes estar segura de que no solventarás tu problema, sino al contrario: lo empeorarás.

Esto también puedes adivinarlo a través de cremas que ya hayas usado, por ejemplo, si una marca en particular te trajo buenos resultados, entonces intenta primero con algún producto de ella, porque ninguna de las mejores cremas para la cara ha sido creado para específicamente una etnia o población, lo cierto es que no en todo el mundo funciona y  por eso es preferible ser fiel a lo que ya conoces.

De cualquier manea, no vayas a enfrascarte únicamente en un tratamiento: con el paso de los días y años nuestra piel va necesitando nuevos nutrientes, pero eso es importante ir renovando los cosméticos que usamos.

2. Busca opiniones

cremas despigmentantes

En internet existen una inconmensurable cantidad de cremas buenas para el rostro, muchas de ellas siendo cremas comerciales con nombres reconocidos, empresas serias que cuentan con páginas web y especificaciones concretas para cada uno de sus productos: nombre, precio, componentes, manera de uso o aplicación, etcétera. Y muchas veces existen páginas repletas donde los mismos clientes comentan sus experiencias con el producto.

Si existe una crema eficiente para la cara, pero no estás segura de que realmente lo sea, puedes escribir el nombre en Google y encontrarás toda clase de información. Esto también podría ahorrarte algo de dinero, porque entonces no te arriesgarías a comprar una crema que al final no sea indicada para tu piel o que realmente no haga nada por mejorarla.

Ten en cuenta que si buscas las mejores cremas para la cara económicas, puedes encontrarlas en supermercados o farmacias donde marcas como L’Oreal, NIVEA, Ponds, Garnier, Bioderma, LA ROCHE-POSAY, etcétera, están a un precio mucho más accesible que cualquier local dermatológico, donde podrías toparte con otras marcas como Chanel, CLINIQUE o ESTEÉ Lauder.

Una manera efectiva es que tomes fotografías con tu celular y te des el tiempo de investigar todo lo que aparecen en estas cremas. Cuando haces una compra de este tipo estás actuando como una especie de doctor que recetará la medicina adecuada para su rostro, así que ten cuidado con lo que escoges.

  1. Combina tratamientos

las mejores cremas para la cara económicas

Combinar tratamientos no es lo mismo que volverse loca, por decirlo de alguna forma: trata de no combinar cosas que no deberías combinar. ¿Cómo saber esto?, fácil: lee la etiqueta. Podrá tomarte algunos minutos, pero también significará ahorrarte dinero y cualquier daño innecesario a tu cutis.

En internet existen aplicaciones y páginas dedicadas exclusivamente a definir cualquier tipo de terminología que no puedas entender, esto te ayudará a realmente saber qué es lo que estás leyendo y aplicarlo a tu vida diario. También ten en cuenta cuán importante es que tengas cuidado al momento de aplicar el tratamiento que termines seleccionando: sigue instrucciones, cuando dice que lo apliques a cierta hora, lo haces; si te dice, no combines esto con esto, no lo haces; y así sucesivamente. No es una cuestión de exigencias y rebeldía, sino porque estos laboratorios cosmetológicos han realizado exhaustivas investigaciones antes de lanzar los productos al mercado y por lo tanto saben desde y hasta qué hora puedes aplicarla, con qué movimientos de dedos, cómo quitarla.

Ahora sí: combina tratamientos naturales con los comerciales. Aplica mascarillas hidratantes luego de toda una noche con alguna crema sobre tu rostro, será una excelente manera de refrescarte y ayudar a afianzar el efecto positivo que pueda tener la crema que has comprado.

Recuerda siempre que estos productos normalmente traen fecha de caducidad. Si lo compras en el tiempo incorrecto, entonces no podrás culpar a nadie más que a ti misma.

Recuerda siempre que la respuesta se encuentra en los detalles: presta atención a qué es lo que necesitas y búscalo según las especificaciones. Existen muchísimos artículos en internet que pueden ayudarte a comprender ciertos síntomas de tu rostro y cómo resolverlos, solo necesitas la curiosidad y el tiempo para investigar, la información solo espera por ti.

ARTÍCULO MÁS LEIDO

4 Cremas Antiarrugas Comerciales Imperdibles

En el mundo de la belleza, las cremas antiarrugas son la mejor aliada de la ...